La motivación es un factor importante en cualquier tipo de proyecto, y para la vida en general.
Ella nos llevará a la adquisición de nuevos conocimientos, a alcanzar nuevas metas y finalmente al éxito.
Sin motivación, difícilmente pasaremos del salón de nuestra casa.
Para los que valoren la importancia de estar motivado, he traducido (no literalmente) un post que hace unos días me llegó a través de twitter:

How to motivate yourself – 14 easy ways

El autor nos resume en 14 simples pasos, una conversación que mantuvo con el “conocido” orador motivacional Omar Periu.

¿Cómo conseguir la ansiada motivación?

1. Condiciona tu mente. Entrénate buscando pensamientos positivos, y evitando pensamientos negativos.

2. Condiciona tu cuerpo. Cuida tu cuerpo, busca la energía a través de una alimentación correcta y un plan de ejercicios.

3. Evita a las personas negativas. Ellos consumirán tu energía y malgastarán tu tiempo. Existe un libro llamado “Gente Tóxica” con una clasificación sobre el tipo de personas a las que deberías evitar.

Libro: Gente tóxica

4. Busca motivaciones similares a la tuya. Esa energía positiva te dará el empujón que necesitas, toma como referencia los pasos que te pueden llevar al éxito.

5. Busca tus metas, pero sé flexible. El plan puede y debe ser modificado si ello nos lleva a la consecución del objetivo. Nunca la realización del plan debe ser más importante que la consecución de la meta.

6. Actúa para conseguir tu propósito. Evitar cualquier actividad que no te lleve a conseguir tu meta final, será un esfuerzo malgastado.

7. Asume la responsabilidad de tus resultados. No culpes a la suerte, al destino, etc. etc. esto también debe aplicarse a resultados favorables.

8. Intenta llegar más allá de tus limitaciones. El esfuerzo te hará crecer y evolucionar.

9. No esperes a la perfección, ¡Hazlo ahora! La calidad de un producto siempre es importante. Pero no todos los elementos en la vida requieren de una perfección absoluta. La obtención de dicha perfección puede frustrarnos.

10. Celebra tus fallos. Intenta entender el porqué de tus errores, y que faltó para alcanzar el éxito.

11. No te tomes el éxito demasiado en serio. Un éxito inicial nos puede llevar al fracaso global si llegamos al conformismo.

12. Evita las metas débiles. Las metas son el camino a los logros. No pienses las metas como “Intentaré”, mejor empieza con “Haré”, o simplemente hazlo.

13. Interpreta el no hacerlo como un fracaso real. Si no haces nada, ya estás fallando. Y por supuesto no aprenderás de la experiencia.

14. Piensa antes de hablar. Guardar silencio siempre será mejor que decir algo que te aleje de tu objetivo.

Personalmente no estoy de acuerdo con algunos puntos; por ejemplo, pienso que la perfección es importante, al menos en el campo del desarrollo software.

Es cierto que muchas veces la búsqueda de la perfección me ha hecho perder horas, hasta el punto de rozar la frustración.

¿Cuántos habéis dejado un proyecto personal por no alcanzar el objetivo deseado a priori?

Está claro que hay que pensar antes de hablar, pero tampoco creo que debamos callar a toda costa. Por ejemplo, prefiero mantener una amistad aunque implique decir algo que me aleje de mi objetivo.

Creo que este post es una buena excusa para opinar, y proponer vuestras recetas para la motivación.